septiembre 22, 2021

CARIBE BONITA

EL Cielo en la Tierra

Miitomo es el primer juego para móviles de Nintendo y llegará en marzo de 2016

El gigante de los videojuegos Nintendo anunció que retrasará su entrada en el mercado de los juegos para smartphones hasta marzo de 2016, lo que ha provocado el desplome de las acciones de la compañía y de su socio, DeNA, con caídas del 11% y 19,35%, respectivamente, ya que se especulaba con que la compañía lo podría haber mostrado ya hoy.

La histórica desarrolladora nipona hizo el anuncio durante la presentación hoy a los inversores de sus resultados financieros entre abril y septiembre, publicados la víspera, y en la que Nintendo desveló Miitomo, su primer título desarrollado para «smartphone».

Hasta hoy, Nintendo no había desvelado los detalles sobre su incursión en el sector de los juegos para smartphone, una iniciativa que lideró Iwata hasta su muerte con vistas a relanzar a la compañía.

Miitomo será un juego en el que primará la interacción social, ya que permitirá que los Mii -los avatares creados por los usuarios en las consolas de la compañía- se comuniquen entre ellos de manera automática tras cruzarse con otros jugadores. El título será gratuito, pero contará con contenidos de pago, según explicó el nuevo presidente de la empresa nipona, Tatsumi Kimishima, en el acto de hoy.

El juego llegará en marzo de 2016, un año para el que ya se esperaba la llegada de otro juego móvil con licencia de Nintendo, Pokémon Go, que mezcla la realidad aumentada con el universo Pokémon.

Miitomo será el primero de una serie de cinco títulos para teléfonos avanzados que la compañía nipona tiene previsto lanzar antes de marzo de 2017 y por los que, a diferencia del título inicial, habrá que pagar para jugar.

Nintendo Account, unificación de cuentas

La compañía aprovechó también la ocasión para hablar también de «Nintendo Account», un sistema para unificar las cuentas de la compañía nipona, que permitirá conectar sus juegos a través de consolas, ordenadores y teléfonos.

El servicio, que estará basado en la tecnología de la nube, como los sistemas que ya utilizan las consolas de la competencia Xbox y PlayStation, permitirá que las partidas guardadas sean transferidas entre títulos para móviles y consolas.

Esto ha alimentado más rumores sobre la posibilidad de que la próxima consola de Nintendo sea un híbrido entre un dispositivo portátil y uno de sobremesa, algo que según The Wall Street Journal también sucederá en 2016.

[gallery]]]>